Arroz tres delicias, receta casera fácil

Arroz tres delicias

Siempre me ha encantado ir a cenar a los Restaurantes Chinos y pedirme millones de platos para ir picando de allí y de allá. Entre mis platos favoritos están los rollitos de primavera, saquitos de pollo, pollo con almendras, espaguetis chinos tres delicias, bambú con setas… En fin, ¡un montón de platos! Pero entre toda la extensa carta hay un plato que no puede fallar: Arroz tres delicias.

Es el plato que hace de unión entre todos los demás, el plato base de la comida o cena. Se puede acompañar de diferentes salsas pero mi favorita es la salsa de soja. Me gusta acompañar el arroz tres delicias con esta salsa porque le da un toque más intenso al plato.

He pensado en compartir esta receta contigo porque no todos podemos ir a los restaurantes chinos de forma habitual, y no es un plato difícil de elaborar ni hace falta tener muchos ingredientes poco convencionales en nuestra despensa para poder realizarlo. Esta es mi versión del arroz tres delicias y además es apta para un montón de tipos de dietas.

Está realizada con alimentos frescos, de los cuales no hay necesidad de comprobar sus ingredientes (en la mayoría de casos), excepto la salsa de soja y el jamón cocido, los cuales deberemos de comprobar para saber si podemos comerlos.

Ingredientes:

  • Aceite de Oliva
  • Ajo – 1 diente
  • Arroz Blanco – 170 gramos
  • Guisantes – 100 gramos
  • Huevos – 1 unidad
  • Jamón Cocido – 2 lonchas
  • Sal
  • Salsa de Soja (yo sin gluten)
  • Zanahorias – 1 unidad

Pasos para hacer este arroz tres delicias:

  1. Preparamos las cantidades de los ingredientes en cuencos y cortamos la zanahoria en daditos de un centímetro aproximadamente.
  2. Ponemos una cazuela a fuego fuerte con agua y sal y, cuando esté hirviendo, echamos el arroz. Daremos unas vueltas para que no se pegue el arroz y tapamos.
  3. Aprovechamos este tiempo para batir el huevo y dejarlo preparado para hacer la tortilla.
  4. Vamos removiendo el arroz de vez en cuando para que no se peguen los granos y echamos los guisantes y la zanahoria una vez lleve el arroz en el fuego dos o tres minutos y volvemos a remover.
  5. Calentamos una sartén, echamos un chorrito de aceite y hacemos una tortilla lo más fina posible. Un truco es no echar todo el huevo de una vez, sino en dos veces. Si tienes una sartén antiadherente no eches mucho aceite. Ten cuidado al darle la vuelta a la tortilla, pero es normal que se rompa. Nos dará igual ya que más tarde vamos a cortarla en daditos.
  6. Cortaremos los dos filetes de jamón cocido en cuadrados, al igual que la tortilla.
  7. En la misma sartén que hemos hecho las tortillas, volvemos a echar un chorrito de aceite y cuando esté caliente ponemos el arroz, los guisantes y la zanahoria ya escurridos. El truco para saber que todo está cocido, es pinchar los tres ingredientes dentro de la cacerola y cuando ya estén blanditos escurrimos el agua.
  8. Echaremos un poquito de sal y removeremos constantemente para que no se peguen los ingredientes entre sí. Añadiremos los daditos de tortilla y los taquitos de jamón cocido y volveremos a remover. Lo ideal es realizar este paso en un wok, pero si no tienes puedes realizar este paso en una sartén.

Salsa de soja con ajo para acompañar:

  1. Me encantan los sabores fuertes, así que a la salsa de soja le añado un par de rodajitas de ajo con el corazón incluido y luego le añado la salsa. Cuanto más rato dejemos reposar esta salsa, más intensa sabrá. Con 5 minutos antes de comer será suficiente. Este truco lo aprendí en mi restaurante chino favorito.
  2. Sólo faltará servir y disfrutar de este plato tan completo.

¡Espero que te guste!

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *