Bento occidental: Sandwich de pollo, manzana y miel – Berenjena asada light y cherries

¡Estoy tan contenta de volver a participar en los Retos Culinarios de Pyrex! En la primera edición realicé una ensalada aragonesa y un bizcocho de chocolate con peras fritas caramelizadas. Lo pasé tan bien creando estas recetas que, este año cuando me volvieron a invitar, acepté encantada.

El reto consiste en competir contra lo que parece venido de un universo paralelo: la blogger a la que tengo que retar también se llama Bárbara y (ahora viene lo mejor) el blog se llama “Comer de todo“. ¿Es para alucinar o no? En fin, que a parte de teorías conspiratorias me encantaron los productos con los que tenía que hacer la receta.

Son dos fuentes de vidrio “Cook and Go” que a la vez llevan una tapa para que podamos cocinar en la fuente y llevarnos la comida tal cual a donde queramos. Me encanta que los tuppers sean de vidrio y que si lleva algo de plástico no sea de ese plasticorro malo que por mucho que lo lavas no se va el olor. La tapa de este me ha gustado porque, pese a que no es apto para micro, se puede quitar una gomita que lleva en la tapa para lavarlo a fondo. Un detalle muy higiénico, la verdad.

Peeeeeero yo he utilizado los dos moldes Cook and Go de diferente forma: el pequeñito (ahora más abajo lo veréis) para asar al horno una berenjena con poquito aceite y el grande para transportar la comida al trabajo, al colegio, a un picnic… A donde sea. Me he vuelto súper exigente con los productos nuevos y los he querido probar bien, bien, pero bien. El cierre me ha impresionado porque hace click en cuatro puntos y eso se queda fijo.

Además, ahora se lleva un montón los bentos japoneses. ¿Qué es eso? Pues es una forma de transportar la comida de forma bonita, preciosa y muy cuqui.

Y en los bentos me he inspirado: en el mismo recipiente llevaremos el bocadillo, los tomates y la berenjena. Todo muy bien colocadito, que entre por los ojos y sea fácil comerlo.

¿Qué lleva este bento occidental? Pues como habrás visto en el título hiper largo e hiper bueno: Sandwich de pollo con manzana y miel acompañado de Berenjena asada light y tomates cherry de varios tipos.

¡Al ataque!

Ingredientes:

Para el sandwich:

  • Pan de molde de semillas (en mi caso sin gluten y sin leche)
  • Pechuga de pollo fresca
  • Aceite de oliva
  • Sal marina
  • Manzana golden
  • Brotes tiernos (rúcula, canónigos… los que más te gusten)
  • Miel
  • Lima

Para la berenjena light al horno:

  • Berenjena
  • Sal marina (al gusto)
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva

Pasos para hacer el bento occidental completo:

Primero de todo pondremos el horno a calentar a 210ºC, mientras llega a esa temperatura pelaremos una berenjena y la cortaremos en rodajas muy finas. Las añadiremos al “Cook and Go” (sin la tapa, claro… jeje) y añadiremos sal al gusto y una cucharada sopera de aceite de oliva.

Daremos unas vueltas con un tenedor para que se impregne todo con el aceite y lo metemos al horno durante 20 minutos aproximadamente o hasta que esté a tu gusto.

Durante el tiempo que esté la berenjena en el horno nos da tiempo de preparar el sandwich. En una sartén añadiremos un chorrito de aceite de oliva. Cuando esté caliente añadiremos una pechuga de pollo. Puede ser fileteada o entera, pero si es fileteada sería mejor que el corte no fuera muy fino para que al comernos el sandwich nos sepa más jugoso.

Partiremos las rodajas de pan de molde por la mitad y encima pondremos unas hojas de brotes tiernos.

Encima de los brotes pondremos la pechuga de pollo.

Añadiremos unas rodajas de manzana golden sin piel y sin el corazón. Puedes utilizar otra variedad de manzana si esta no te gusta. Echaremos un chorrito de jugo de lima por encima de la manzana.

Antes de cerrar el bocadillo añadiremos un hilo de miel por encima del pollo.

Ya podemos montar el bento; yo he puesto primero los sandwiches y para separarlos del resto de la comida he utilizado papel. A un lado he añadido la berenjena asada. A su derecha los tomates cherry cortados por la mitad y aliñados con aceite y sal. Puedes añadir ajo troceado, perejil, eneldo, orégano… Las especias que más te gusten para acompañar al tomate.

Ya lo podemos cerrar para llevárnoslo a cualquier parte. 🙂

Espero que os haya gustado y que os parezca práctico porque yo lo voy a utilizar muchísimo 🙂

Continuar leyendo