Rosquillas de chocolate sin gluten y sin lactosa

Ingredientes:

  • 250 gramos de harina de arroz
  • 100 gramos de azúcar blanco
  • 1 pizca de sal marina
  • 1 huevo
  • 3 gramos de levadura seca de panadería
  • 30 ml de aceite de oliva suave
  • 100 ml de leche de almendras (o la que puedas beber)
  • Raspadura interna de media vaina de vainilla (o 1 cucharada sopera de esencia de vainilla)
  • Chocolate negro o a tu gusto (cuidado con el etiquetado, asegúrate de que es apto para ti)

 

 

Pasos:

  1. Primero de todo introducimos el un bol la harina de arroz y el azúcar.
  2. Añadimos una pizca de sal y la levadura seca de panadería.
  3. Mezclamos todos estos ingredientes bien y añadimos el huevo.
  4. Ahora echaremos el aceite de oliva suave y la leche de almendras y mezclaremos un poco primero con las varillas y a continuación con la espátula o lengua.
  5. Agregaremos a la masa la raspadura de media vaina de vainilla y seguiremos amasando hasta que se integren todos los ingredientes. Cuando ya no se pueda amasar con la espátula seguiremos amasando con las manos aceitadas para que no se pegue la masa a los dedos.
  6. Cuando hayamos amasado 5 minutos en total aproximadamente, haremos bolitas de masa con las manos también aceitadas. Las aplastamos y les hacemos un agujero en el centro para formar las rosquillas.
  7. Iremos dejando las rosquillas encima de la bandeja del horno sobre papel vegetal de hornear.
  8. Taparemos la bandeja con un trapo húmedo y dejaremos reposar la masa mínimo una hora y máximo dos horas. Recuerda que no debe estar en una zona con corrientes de aire.
  9. Cuando pase este rato hornearemos a 180ºC con el horno precalentado durante 8 minutos por cada lado.
  10. Una vez se hayan horneado las rosquillas y ya estén templadas, las pasaremos por chocolate derretido y las dejaremos enfriar totalmente antes de comérnoslas.

¡Espero que te gusten!

Continuar leyendo

Bento occidental: Sandwich de pollo, manzana y miel – Berenjena asada light y cherries

¡Estoy tan contenta de volver a participar en los Retos Culinarios de Pyrex! En la primera edición realicé una ensalada aragonesa y un bizcocho de chocolate con peras fritas caramelizadas. Lo pasé tan bien creando estas recetas que, este año cuando me volvieron a invitar, acepté encantada.

El reto consiste en competir contra lo que parece venido de un universo paralelo: la blogger a la que tengo que retar también se llama Bárbara y (ahora viene lo mejor) el blog se llama “Comer de todo“. ¿Es para alucinar o no? En fin, que a parte de teorías conspiratorias me encantaron los productos con los que tenía que hacer la receta.

Son dos fuentes de vidrio “Cook and Go” que a la vez llevan una tapa para que podamos cocinar en la fuente y llevarnos la comida tal cual a donde queramos. Me encanta que los tuppers sean de vidrio y que si lleva algo de plástico no sea de ese plasticorro malo que por mucho que lo lavas no se va el olor. La tapa de este me ha gustado porque, pese a que no es apto para micro, se puede quitar una gomita que lleva en la tapa para lavarlo a fondo. Un detalle muy higiénico, la verdad.

Peeeeeero yo he utilizado los dos moldes Cook and Go de diferente forma: el pequeñito (ahora más abajo lo veréis) para asar al horno una berenjena con poquito aceite y el grande para transportar la comida al trabajo, al colegio, a un picnic… A donde sea. Me he vuelto súper exigente con los productos nuevos y los he querido probar bien, bien, pero bien. El cierre me ha impresionado porque hace click en cuatro puntos y eso se queda fijo.

Además, ahora se lleva un montón los bentos japoneses. ¿Qué es eso? Pues es una forma de transportar la comida de forma bonita, preciosa y muy cuqui.

Y en los bentos me he inspirado: en el mismo recipiente llevaremos el bocadillo, los tomates y la berenjena. Todo muy bien colocadito, que entre por los ojos y sea fácil comerlo.

¿Qué lleva este bento occidental? Pues como habrás visto en el título hiper largo e hiper bueno: Sandwich de pollo con manzana y miel acompañado de Berenjena asada light y tomates cherry de varios tipos.

¡Al ataque!

Ingredientes:

Para el sandwich:

  • Pan de molde de semillas (en mi caso sin gluten y sin leche)
  • Pechuga de pollo fresca
  • Aceite de oliva
  • Sal marina
  • Manzana golden
  • Brotes tiernos (rúcula, canónigos… los que más te gusten)
  • Miel
  • Lima

Para la berenjena light al horno:

  • Berenjena
  • Sal marina (al gusto)
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva

Pasos para hacer el bento occidental completo:

Primero de todo pondremos el horno a calentar a 210ºC, mientras llega a esa temperatura pelaremos una berenjena y la cortaremos en rodajas muy finas. Las añadiremos al “Cook and Go” (sin la tapa, claro… jeje) y añadiremos sal al gusto y una cucharada sopera de aceite de oliva.

Daremos unas vueltas con un tenedor para que se impregne todo con el aceite y lo metemos al horno durante 20 minutos aproximadamente o hasta que esté a tu gusto.

Durante el tiempo que esté la berenjena en el horno nos da tiempo de preparar el sandwich. En una sartén añadiremos un chorrito de aceite de oliva. Cuando esté caliente añadiremos una pechuga de pollo. Puede ser fileteada o entera, pero si es fileteada sería mejor que el corte no fuera muy fino para que al comernos el sandwich nos sepa más jugoso.

Partiremos las rodajas de pan de molde por la mitad y encima pondremos unas hojas de brotes tiernos.

Encima de los brotes pondremos la pechuga de pollo.

Añadiremos unas rodajas de manzana golden sin piel y sin el corazón. Puedes utilizar otra variedad de manzana si esta no te gusta. Echaremos un chorrito de jugo de lima por encima de la manzana.

Antes de cerrar el bocadillo añadiremos un hilo de miel por encima del pollo.

Ya podemos montar el bento; yo he puesto primero los sandwiches y para separarlos del resto de la comida he utilizado papel. A un lado he añadido la berenjena asada. A su derecha los tomates cherry cortados por la mitad y aliñados con aceite y sal. Puedes añadir ajo troceado, perejil, eneldo, orégano… Las especias que más te gusten para acompañar al tomate.

Ya lo podemos cerrar para llevárnoslo a cualquier parte. 🙂

Espero que os haya gustado y que os parezca práctico porque yo lo voy a utilizar muchísimo 🙂

Continuar leyendo

Arroz integral con pollo y champiñones

Arroz integral con pollo y champiñones

Esta receta para hacer arroz integral con pollo y champiñones es muy muy fácil y es muy sabrosa. Es perfecta para esos días que llega uno cansado a casa del trabajo, de la compra, de mil sitios… y tienes hambre pero no te apetece cocinar o complicarte la vida en los fogones.

Al ser arroz integral, tiene mucha fibra y muchos nutrientes, así que es perfecto para personas con problemas de estreñimiento, personas sedentarias o si estás haciendo una dieta de adelgazamiento. Al acompañarse de pollo y champiñones, apenas tiene grasa ya que las pechugas son carne magra (si le retiramos la grasita) y por lo tanto no tienen muchas calorías. Si no tienes pollo, puedes hacer esta receta con conejo, jamón serrano, jamón cocido, pechuga de pavo, pero dependiendo del tipo de carne que pongáis será más o menos graso el resultado.

Ingredientes:

  • Arroz integral – 200 gramos
  • Champiñones – 4 unidades
  • Hierbas provenzales – al gusto
  • Pechuga de pollo – 1 unidad
  • Sal

Pasos para hacer este arroz integral con pollo y champiñones:

  1. Ponemos agua y sal en una cacerola y cuando esté hirviendo el agua, echamos el arroz.
  2. Mientras se cuece el arroz, echamos dos cucharadas soperas de aceite de oliva en una sartén a fuego fuerte.
  3. Cortamos el pollo en daditos de un par de centimetros de grosor.
  4. Cuando esté caliente el aceite, introducimos el pollo, salamos al gusto y echamos las hierbas provenzales.
  5. Cortaremos en láminas no muy recias los champiñones.
  6. Cuando el pollo empiece a dorarse añadiremos los champiñones ya laminados a la sartén y daremos unas vueltas.
  7. Una vez esté el arroz en su punto y el acompañamiento de la sartén preparado, escurrimos el arroz y volvemos a introducirlo en la misma cacerola.
  8. Allí añadiremos el pollo con los champiñones y removeremos para que se mezclen todos los ingredientes.
  9. Puedes acompañarlo de una mayonesa o de un alioli para darle cierta melosidad y ya puedes servir.

 

¡Espero que te guste!

Continuar leyendo

Ensalada de pasta, receta básica paso a paso

Ensalada de pasta

Esta ensalada de pasta no tiene gran misterio pero es un plato que se prepara en un momento, llena y no tiene muchas calorías.

Si estamos en verano me apetece la ensalada de pasta fría y si es invierno me gusta comérmela templada. Creo que es de las pocas formas en las que me como a gusto la pasta y reconozco que la mayoría de las veces la cocina mi novio ya que le ha cogido el punto mejor que yo. O se me pegan los macarrones porque están demasiado cocidos o se me quedan duros, no tengo término medio.

Continuar leyendo

Brochetas de frutas con chocolate, receta exprés

Brochetas de frutas con chocolate

Hoy comparto una receta muy muy fácil para los más peques de la casa. Las brochetas de frutas con chocolate son una forma fácil de que coman fruta ya que podemos realizarlas con cualquier fruta sea la estación que sea; kiwi, plátano, melocotón, mango, piña, fresas, uvas, sandía, melón… Y si no les gusta el chocolate o no pueden comer, ¡no hay problema! podemos poner un chorlito de miel, de leche condensada, poner unas semillas de sésamo por encima, echar trocitos de galleta desmenuzada… Si no tenemos palitos, podemos hacer mini brochetas con palillos o directamente en un plato haciendo un dibujo bonito con los colores de las frutas.

Continuar leyendo

Tomate aliñado, receta tradicional andaluza

Tomate aliñado

Toda la vida he comido tomate aliñado en mi casa. Aunque sea un plato andaluz, aquí siempre lo hemos preparado para acompañar carnes, pescados, tortillas… Y como ensalada central o primer plato en verano.

Además es un plato típico de dieta porque tiene mucha fibra y muy poquitas calorías (sólo 17 por cada tomate). Y para qué te voy a mentir, se prepara en un minuto, así que yo lo preparo cada noche cuando no me apetece hacer la cena (jejejeje) y me sienta de maravilla. 

Continuar leyendo

Ensalada de pasta sin gluten y sin lactosa con vegetales

Ensalada de pasta sin gluten y sin lactosa con vegetales

Siempre se dice que “somos los que comemos” así que he preparado esta ensalada de pasta sin gluten y sin lactosa con vegetales. Una receta que nos ayudará a mantener la piel perfecta durante todos los días de verano.

Entre el sol, el cloro de las piscinas y la sal del mar la piel sufre mucho. Es importante hidratarnos tanto por fuera como por dentro y por eso los ingredientes de esta receta son perfectos para tener una piel de 10.

Continuar leyendo

Cookies de chocolate sin gluten y sin leche

Cookies de chocolate sin gluten y sin leche

Si hay algo que me gusta en esta vida son las cookies de chocolate sin gluten y sin leche (para que me las pueda comer yo) y el chocolate. Pero no cualquier chocolate industrial, me gusta el “chocolate – chocolate”. Ese que sabe a chocolate de verdad y no a plástico o a mantecaza. Por eso para hacer cookies siempre empleo tabletas de chocolate en vez de comprar pepitas. A parte de que aún no he encontrado unas que no tengan trazas de leche, no me saben igual. Sé que es mucho más estético y que queda más bonito ver todas las pepitas de chocolate iguales, pero ya que me pongo a hacer cookies, me gusta hacerlas a mi gusto. 😀

Continuar leyendo

Brownie de Chocolate vegano y sin gluten

Brownie de chocolate vegano y sin gluten

Este brownie de chocolate vegano y sin gluten es súper rico y fácil de hacer ya que no hay ningún orden en concreto para echar los ingredientes en el bol. Además es muy tierno y cremoso y puedes elegir el punto de cocción que más te guste. Yo he horneado durante 30 minutos y el resultado que he obtenido ha sido una masa blandita, esponjosa y a la vez cremosa.

Continuar leyendo