Tomate aliñado, receta tradicional andaluza

Tomate aliñado

Toda la vida he comido tomate aliñado en mi casa. Aunque sea un plato andaluz, aquí siempre lo hemos preparado para acompañar carnes, pescados, tortillas… Y como ensalada central o primer plato en verano.

Además es un plato típico de dieta porque tiene mucha fibra y muy poquitas calorías (sólo 17 por cada tomate). Y para qué te voy a mentir, se prepara en un minuto, así que yo lo preparo cada noche cuando no me apetece hacer la cena (jejejeje) y me sienta de maravilla. 

Puedes cortarlo en rodajas, en gajos, en dados… Verás que en la receta he utilizado ajo en polvo pero puedes utilizar ajo fresco y cortarlo en láminas finas o picando el ajo en dados muy pequeños. También puedes hacer una picada de ajo y perejil en un mortero y echarlo encima del tomate, pero ya es un paso más en la elaboración.

Además, según tu alergias/intolerancias/estilo de vida puedes añadirle atún, semillas, cebolla, daditos de queso, olivas… Y lo que ha partido siendo un tomate aliñado, puedes convertirlo en un plato contundente que tiene muchas variantes.

Ingredientes:

  • Aceite de Oliva
  • Ajo en polvo
  • Orégano
  • Perejil seco
  • Sal
  • Tomates – 2 unidades

Pasos para hacer este tomate aliñado:

  1. Primero de todo, cortaremos los tomates que vayamos a utilizar en rodajas de medio centímetro o un poquito menos.
  2. Colocaremos las rodajas de tomate en una fuente o plato.
  3. Por encima del tomate echaremos sal al gusto, ajo en polvo, perejil seco y orégano. Todo con las cantidades que nos gusten.
  4. Finalizaremos echando un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Ten en cuenta que cuanto mayor sea la calidad de este aceite, más sabroso será el tomate aliñado.
  5. Opcional: A mucha gente le gusta añadir unas gotitas de vinagre de vino tinto para aportar un toque de acidez a este plato.

¡Espero que te guste!

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *